lunes, 24 de octubre de 2011

¿Te sientes sol@?



He llamado hace poco a mi tia Rosa.  Una nueva intervención quirúrgica,   hay que extraer  nuevas muestras, y después, una larga espera, para saber  los resultados.  Y  pensar que dábamos felices terminado todo, con las quimio, las radio y  la última operación. Pero algo ha vuelto a reaparecer.

- Bendición tia Rosa?,  - Dios te bendiga  (Esta es la forma natural de inicial un saludo en mi País, creyentes o no a todos nuestros familiares mayores le saludamos pidiendo la bendición)

- ¿Cómo te sientes? - pues aquí hija, en Maracaibo de nuevo.
- ¿Con quién te has ido? - (en un tono de voz muy apagado)  Me he venido con mi compañera eterna, una amiga que nunca me abandona, La Señora Soledad.  Hija mía, no me deja.

Mi tía es soltera,sin hijos, y actualmente no trabaja y en medio de estas dolorosas circunstancias la comprendo.

Pero tenemos que espabilarnos y no dejar que nos pueda la "señora soledad", vamos a aprovecharnos de ella para sacarle partido, aprovechemos lo bueno de ella:
-  Reflexión
- Oración
- Análisis
- Planificación
- Descanso
- Renovación
- Reciclar
- Encuentro - Reencuentro
- Reordenar (cosas, ideas, actividades, modos de ver la vida)
- Recapacitar
- Rectificar
- Exámenes de conciencia
- Revalorar los acontecimientos de la vida
- Disfrutar de sol, la luna, el aire en la cara
- Descubrir nuevas veredas, nuevos caminos, nuevos atajos, nuevos horizontes
- Respirar despacio
- Hacer ejercicios al aire libre
- Escuchar buena música
- Darse a los demás (siempre hay y habrá menos afortunados)
- Tiempo para reír de verdad
- Aprender nuevas actividades como: bordar, bailar, pintar
 - Recrear
- Innovar
- Alentar y consolar a otros
- Aprender nuevos idiomas
- Sumergirse en la lectura
- Vivir despacio
- Disfrutar del buen cine
- y  un largo etc.

Todas estas actividades bien orientadas, son buenas, muy interesantes,  pero carecen de valor alguno sino se comparten, para ello,  pienso que primero debemos abrir nuestro corazón, dejar las puertas bien abiertas, y con la mejor disposición para poder avanzar, mirando siempre al horizonte y  sin miedo alguno que temer, porque en la Cruz está Cristo y en El está el Amor.... Y el Amor todo lo puede.
-------- Huellas en la arena  ---------

Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.
Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.
Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena.
Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, Tu me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba".
Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: "Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos".


-------------------------------
Un abrazo mi querida tía y recuerda que te lleva ahora en brazos, El nunca nos deja y se vale de todo para adentrarse cada día un poco más a nuestra alma, depende de nosotros dejarle pasar.


2 comentarios:

  1. Excelente entrada!! si quieres visitar y seguir mis bogs, te invito!!

    http://mariela-parma.blogspot.com/

    http://marielapreescolar.blogspot.com/

    saludos
    Mariela Parma

    ResponderEliminar
  2. Hola Mariela,me pasaré por tu blog, te animo que te suscribas a este mio.
    un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.